Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente

¿Valen la pena los 200 megapíxeles? Probamos el Xiaomi 12T Pro, el nuevo flagship asequible de la compañía china.

Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente

El Xiaomi 12T Pro es un smartphone orientado al segmento de la gama alta, que destaca de entre el resto por equipar un procesador Qualcomm Snapdragon 8+ Gen 1, una cámara de 200 megapíxeles de resolución y una carga ultrarrápida de 120 W. No es el primero en reunir esas especificaciones, pero sí el encargado de acercarlas al público más mainstream. Ese que va en busca del móvil Xiaomi más potente que exista en el mercado.

Todo ello, claro está, viene acompañado de un precio acorde, que en este caso roza los 800 euros, e incluso los supera en las versiones más avanzadas de almacenamiento y memoria.

Y ese es, precisamente, su gran problema. Por mucho que sea el móvil Xiaomi con la ficha técnica más abultada, el Xiaomi 12 Pro continúa siendo una opción más atractiva de cara a la mayoría de personas que quieren obtener la mejor experiencia posible, y a día de hoy su precio ha caído lo suficiente como para situarse muy cerca de los 800 euros que Xiaomi pide por el nuevo 12T Pro.

Pero pese a todo, es un gran producto, que nos ha dejado con un buen sabor de boca tras varias semanas de prueba intensiva. Este es nuestro análisis a fondo del Xiaomi 12T Pro.

Xiaomi 12T Pro, frontal y pantalla

La pantalla del Xiaomi 12T Pro tiene una diagonal de 6,7 pulgadas y una resolución que supera la barrera del Full HD+ / Imagen: Christian Collado

Xiaomi 12T Pro, opinión y puntuación

+ Pros

  • Pantalla de gran calidad
  • Excelente cámara principal
  • Gran rendimiento
  • Buena autonomía y carga ultrarrápida

- Contras

  • Bloatware
  • Sin Android 13
  • Se echa en falta un teleobjetivo
  • Es hora de que Xiaomi adopte carga inalámbrica en todos sus gama alta
87Sobre 100

Precio del Xiaomi 12T Pro y dónde comprar

El Xiaomi 12T Pro tiene un precio de venta oficial de 799 euros en su versión con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Existe una variante más avanzada, de 12 GB de RAM con 256 GB de almacenamiento que es la que ha pasado por nuestra mesa de pruebas. Este modelo tiene un precio de 849,99 euros.

Se puede comprar a través de los canales de venta habituales de la compañía, incluyendo su propia tienda online y Amazon. En este último, por cierto, ya se ha dejado ver con algún que otro jugoso descuento que lo hace ser una alternativa todavía más atractiva.

Xiaomi 12T Pro

Ficha técnica de características

Xiaomi 12T y Xiaomi 12T Pro
EspecificacionesXiaomi 12TXiaomi 12T Pro
Dimensiones163.1 mm x 75.9 mm x 8.6 mm
202 gramos
163.1 mm x 75.9 mm x 8.6 mm
205 gramos
Pantalla6,67 pulgadas CrystalRes AMOLED DotDisplay
Full HD+
AdaptiveSync: 30Hz/60Hz/90Hz/120Hz
Dolby Vision, HDR10+
6,67 pulgadas CrystalRes AMOLED DotDisplay
Full HD+
AdaptiveSync: 30Hz/60Hz/90Hz/120Hz
Dolby Vision, HDR10+
ProcesadorMediaTek Dimensity 8100 UltraQualcomm Snapdragon 8+ Gen 1
RAM8 GB LPDDR58/12 GB LPDDR5
Sistema operativoMIUI 13 basado en Android 12MIUI 13 basado en Android 12
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.1128/256 GB UFS 3.1
CámarasTrasera
108 Mpx f/1,7 OIS,
8 Mpx ultra-wide angle
2 Mpx macro
Frontal: 20 Mpx
Trasera
ISOCELL HP1 de 200 Mpx f/1,69, OIS, Xiaomi ProFocus
8 Mpx ultra-wide angle
2 Mpx macro
Frontal: 20 Mpx
Batería5000 mAh
Carga rápida de 120 W (Cargador de 120 W incluido)
5000 mAh
Carga rápida de 120 W (Cargador de 120 W incluido)
OtrosAltavoces estéreo duales
Dolby Atmos
Altavoces estéreo duales
Audio por Harman Kardon
Dolby Atmos
Precio de salidaDesde 599 eurosDesde 749 euros

¿Dónde se sitúa el Xiaomi 12T Pro?

Como decía al inicio, el Xiaomi 12T Pro es el modelo más puntero que Xiaomi vende en el mercado global en algunos apartados, como el procesador o la cámara principal. Además, hereda algunos rasgos de la familia Xiaomi 12, como el soporte para el sistema de enfoque Xiaomi ProFocus o el sistema de altavoces estéreo afinado por Harman Kardon, entre otros detalles.

Sin embargo, se posiciona por debajo del Xiaomi 12 Pro, un modelo que lo supera al contar con una pantalla de mayor calidad con tecnología LTPO y mayor resolución, un diseño más refinado o un sistema de cámaras más versátil. Este modelo, lanzado a principios de año, a día de hoy ya se puede encontrar a un precio muy parecido al del Xiaomi 12T Pro. Y, siendo honesto, ni el procesador más potente ni la cámara de 200 megapíxeles son razones de peso para apostar por el modelo más nuevo.

Xiaomi 12 Pro

Pero hay más rivales. Dentro de su mismo segmento de precios hay que mencionar otro terminal que hemos podido analizar recientemente, el OnePlus 10T. Este modelo comparte procesador con el Xiaomi 12T Pro y hace gala de un sistema de carga más potente. Sin embargo, su sistema de cámaras se encuentra algo por detrás, y su pantalla no tiene tanta calidad como la del 12T Pro.

OnePlus 10T

Otro modelo que se suma a la fiesta es el Motorola Edge 30 Ultra, con el que el Xiaomi 12T Pro guarda más de un parecido: monta el mismo procesador Qualcomm Snapdragon 8+ Gen 1, la misma cámara principal de 200 megapíxeles y la misma velocidad de carga. Sin embargo, a favor del Motorola hay que decir que integra un teleobjetivo con zoom óptico, un software mucho más liviano y una pantalla con una mayor frecuencia de refresco. Todo ello, eso sí, a un precio 100 euros superior al del Xiaomi 12T Pro más barato.

Motorola Edge 30 Ultra

En general, el Xiaomi 12T Pro propone una alternativa interesante dentro del segmento de la gama alta asequible, apostando por la potencia extrema y lo llamativo de su cámara principal de 200 megapíxeles. Existen modelos mejores, eso está claro, pero quienes decidan apostar por la última creación de Xiaomi, no quedarán defraudados.

Diseño

Xiaomi 12T Pro negro, parte trasera

El Xiaomi 12T Pro tiene un acabado mate en su parte trasera que disimula bien las huellas, pero que se araña con cierta facilidad / Imagen: Christian Collado

Con el Xiaomi 12T Pro, la compañía pekinesa ha querido conservar buena parte de las líneas estéticas de la serie Xiaomi 12.

Su parte trasera, construida en vidrio y con un acabado mate suave, alberga el módulo de cámaras metálico donde se encuentra la gran cámara principal de 200 megapíxeles, acompañada de otros dos sensores y el flash LED. El panel trasero tiene una ligera curvatura en sus bordes, que facilita el agarre del teléfono a pesar de su gran tamaño.

Los bordes que rodean el chasis son de plástico, y no de aluminio como en los Xiaomi 12 y Xiaomi 12 Pro, y en ellos se encuentran los botones de subir y bajar volumen, el botón de encendido, el puerto USB Tipo C, la bandeja para la tarjeta SIM y los altavoces estéreo, con el sello de Harman Kardon en la parte superior y capaces de producir un sonido de excelente calidad, nítido y equilibrado, además de alcanzar un volumen especialmente alto.

Su pantalla de 6,7 pulgadas lo hace ser un dispositivo de gran tamaño, no especialmente fácil de manejar con una sola mano. La pantalla es completamente plana y está rodeada de unos márgenes que, sin ser los más ligeros del mercado, tienen un grosor uniforme a lo largo de los cuatro costados del panel. Por supuesto, no falta el orificio en la pantalla, situado en la parte superior central.

En general, el teléfono no tiene un diseño tan refinado como el de los Xiaomi 12 y 12 Pro. Estos últimos cuentan con una pantalla curva de mayor calidad, un chasis de aluminio y un menor grosor, además de aprovechar mejor el espacio y, en definitiva, contar con un apartado estético situado un nivel por encima.

Sobre la pantalla, hay que decir que se trata de una de las mejores que haya probado en el segmento de la gama alta asequible. Es un panel de 6,7 pulgadas de diagonal, resolución Full HD+ y tecnología AMOLED que ofrece un excelente resultado en todos los sentidos.

Pantalla del Xiaomi 12T Pro

El panel se ve bien en todas las situaciones, incluso en exteriores bajo la incidencia directa de la luz solar / Imagen: Christian Collado

Los ángulos de visión son excelentes, el nivel de brillo máximo más que suficiente para visualizar la pantalla en exteriores incluso en los días más soleados, y el perfil de color ofrece una buena calibración.

La pantalla, por supuesto, alcanza una frecuencia de refresco máxima de 120 hercios, y gracias al sistema AdaptiveSync de Xiaomi, puede variar la tasa entre 30, 60, 90 y 120 Hz dependiendo del contenido que se muestra en la pantalla para ahorrar energía. No se trata de un panel de tipo LTPO como el del Xiaomi 12 Pro, pero el cambio de frecuencia se realiza de manera efectiva, y en ningún momento se siente un lastre a la hora de utilizar el dispositivo.

Mención especial se merece la excelente nitidez del panel, puede que debido al uso de la tecnología "CrystalRes", que ha permitido a Xiaomi aumentar ligeramente la resolución de la pantalla hasta alcanzar una densidad de 426 píxeles por pulgada.

Por supuesto, no falta la compatibilidad con contenido HDR10+ ni el soporte para Dolby Vision.

Relacionado con la pantalla, hay un aspecto que no hay que pasar por alto de este dispositivo. Y es que se trata de uno de los primeros móviles de gama alta de Xiaomi en mucho tiempo en contar con un sensor de proximidad físico, y no virtual como podemos encontrar en otros dispositivos del catálogo de la compañía.

Como muchos usuarios de móviles Xiaomi suponían, el funcionamiento del sensor físico es mucho más rápido, preciso y fiable, y no he encontrado ningún problema durante su uso.

Tras la pantalla se encuentra, además, el lector de huellas dactilares. Una vez más, Xiaomi apuesta por su fiable sensor óptico que tan resultado está dando en todos los modelos que lo incluyen. Es rápido, preciso y está colocado en una posición cómoda y accesible con el dedo pulgar de cualquiera de las dos manos.

Al mismo tiempo, el sistema háptico que complementa a la pantalla sigue siendo uno de los mejores del mercado, al nivel del incluido en los Xiaomi 12 y 12 Pro. Los efectos de vibración repartidos a lo largo de toda la interfaz de MIUI salen a relucir gracias a la agradable vibración que emite este motor.

Hardware y rendimiento

Xiaomi 12T Pro negro, trasera

El Snapdragon 8+ Gen 1 es el cerebro que da vida al Xiaomi 12T Pro / Imagen: Christian Collado

El Qualcomm Snapdragon 8+ Gen 1 es una de las grandes bazas de este Xiaomi 12T Pro frente a su competencia.

Viene asociado a 8 o 12 GB de memoria RAM LPDDR5 y 128 o 256 GB de almacenamiento UFS 3.1, por lo que la velocidad no es un tema del que preocuparse en este caso. Al menos, sobre el papel.

El desempeño del último procesador estrella de Qualcomm en el Xiaomi 12T Pro es excelente. No tanto por su potencia bruta (que también), sino más bien por lo mucho que ha mejorado este chip en lo relativo al rendimiento sostenido durante el paso del tiempo, algo más notable durante largas sesiones de gaming o al realizar tareas demandantes una detrás de otra.

Asimismo, la gestión de la temperatura es otro acierto por parte de Xiaomi, y en ningún momento he podido encontrar problemas de sobrecalentamiento al utilizar este dispositivo. Otro punto más a favor del Snapdragon 8+ Gen 1.

A modo de curiosidad, hay que mencionar que el Xiaomi 12T Pro es el primer smartphone de la compañía lanzado a nivel global en contar con soporte para eSIM, de modo que los clientes de operadoras de telefonía que ofrezcan esta opción, pueden olvidarse de la SIM física si deciden comprar el nuevo buque insignia de Xiaomi.

Software y experiencia

Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente

MIUI 13 basado en Android 12 es el sistema operativo que da vida al Xiaomi 12T Pro / Imagen: Christian Collado

La unidad del Xiaomi 12T Pro que he estado utilizando a lo largo de las últimas semanas cuenta con la versión de MIUI Global 13.0.9 Estable, basada en Android 12 y con el parche de seguridad de septiembre de 2022.

Aquí, ya encontramos el primer detalle que nos confunde. Pese a ser un flagship, y según la propia Xiaomi, uno de sus smartphones más importantes del año, sigue anclado en una versión de Android lanzada hace más de un año, a pesar de que Android 13 se lanzó a principios de agosto y los fabricantes llevan teniendo acceso al código de la versión más reciente del sistema operativo desde hace meses.

Esta versión de MIUI es, básicamente, la misma que desde hace tiempo se puede encontrar en la gran mayoría de smartphones Xiaomi del mercado, con una estética coherente, pero demasiado "iOS-izada" para mi gusto, y una cantidad de bloatware muy superior a la que estoy dispuesto a consentir.

Lo más llamativo de eso, es que la propia Xiaomi anunció como una de las novedades de esta versión la posibilidad de eliminar buena parte de las aplicaciones preinstaladas. Sin embargo, muchas de ellas no solo siguen presentes, sino que siguen sin poder ser desinstaladas por completo. Otras sí se pueden eliminar, pero a estas alturas resulta un tanto disparatado que un móvil de 800 euros aún cuente con juegos y aplicaciones de dudosa procedencia preinstalados.

Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente
Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente

Al margen de todo eso, MIUI 13 funciona rápido y con gran suavidad en este Xiaomi 12T Pro, y ofrece un sinfín de herramientas y funciones, algunas más útiles que otras.

Asimismo, Xiaomi ha subido el nivel en lo relativo al soporte, asegurando un mínimo de tres años de actualizaciones de Android, y actualizaciones de seguridad durante al menos cuatro años desde el lanzamiento del dispositivo. Sin embargo, no se ha comprometido a aumentar la frecuencia con la que llegan dichas actualizaciones.

Batería y carga

Parte trasera negra del Xiaomi 12T Pro

A una buena autonomía hay que sumar una carga endiabladamente rápida / Imagen: Christian Collado

El Xiaomi 12T Pro mantiene la misma capacidad de batería que el modelo que lo precede, el Xiaomi 11T Pro. Sin embargo, la propia compañía sugiere que la nueva generación llega con la mejor autonomía que se haya visto hasta la fecha en un smartphone de la marca, gracias a diferentes optimizaciones y mejoras llevadas a cabo sobre el hardware y el software.

No tengo demasiado a qué tipo de mejoras se refería Xiaomi cuando presentó su nuevo dispositivo en Múnich, pero ojalá el resto de marcas tomaran nota. La autonomía del Xiaomi 12T Pro es simplemente bestial, siendo uno de los pocos dispositivos con los que he sido capaz de superar con creces la jornada de uso, alcanzando las seis horas de pantalla encendida sin demasiado esfuerzo.

Su batería solo ha sido un problema en días específicos, en los que he permanecido la mayor parte del tiempo en zonas con mala cobertura de red móvil. En ese sentido, he de decir que el Xiaomi 12T Pro parece acentuar esos problemas más que otros modelos, pues en zonas donde otros dispositivos sí contaban con cobertura de red, el 12T Pro sufría para conectarse a la red de datos móviles.

Y, aunque no contamos con carga inalámbrica (un rasgo que, en mi opinión, ya debería ser obligatorio en cualquier móvil de más de 600 euros), el Xiaomi 12T Pro sí que nos ofrece uno de los sistemas de carga rápida más veloces del mercado. Sus 120 W de carga, usando el cargador y el cable incluidos en la caja, permiten pasar del 0 al 100% en menos de 20 minutos.

Cámaras

Camara de 200 megapixeles del Xiaomi 12T Pro

El sensor Samsung HP1 alcanza los 200 megapíxeles de resolución / Imagen: Christian Collado

Todo el sistema de cámaras del Xiaomi 12T Pro gira en torno alos 200 megapíxeles de su cámara principal. Se trata del primer smartphone de la compañía en equipar un sensor de este tipo, y no es de extrañar que Xiaomi haya decidido darle todo el protagonismo.

Se trata del sensor Samsung ISOCELL HP1, el mismo que se encuentra en el Motorola Edge 30 Ultra antes mencionado, con unos píxeles de 1,28 μm 4 en 1, un tamaño de sensor de 1/1,22 pulgadas y apertura f/1,69. En este caso, viene asociado a un sistema de estabilización óptica y respaldado por una lente de ocho elementos.

El resto de cámaras posicionan al Xiaomi 12T Pro un par de peldaños por detrás de otros smartphones de gama alta recientes, pues nos encontramos con las mismas cámaras de 8 megapíxeles con lente ultra gran angular y de 2 megapíxeles para capturas macro que tanta popularidad han ido ganando con el paso de los años. Su cámara delantera para selfis tiene 20 megapíxeles de resolución.

Al margen de eso, Xiaomi apoya este sistema de cámaras de diversos sistemas como Xiaomi ProCut, una función que ofrece varias opciones de composición tras realizar una captura, permitiendo elegir el sujeto sobre el que se debe centrar la toma.

Asimismo, no falta ProFocus, la tecnología que debutó junto a los Xiaomi 12 a principios de este año, que mejora el enfoque de la cámara en escenas con movimiento y aumenta de manera notable la velocidad de obturación. De hecho, el Xiaomi 12T Pro es uno de los móviles más rápidos a la hora de hacer fotos que haya probado recentemente, me temo que gracias a la combinación de este sistema con el poderoso ISP que equipa el Snapdragon 8+ Gen 1.

Como comentaba al inicio de este apartado, el sensor principal de 200 megapíxeles es el gran protagonista del sistema de cámaras. Y, lo cierto, es que dicho protagonismo es más que merecido, pues la cámara ofrece una calidad excelente en la mayoría de situaciones.

El sensor permite capturar imágenes detalladas, con un perfil de color natural y un buen cálculo del rango dinámico.

Foto 200 MP con Xiaomi 12T Pro

Un ejemplo de fotografía usando el modo "Ultra HD" de 200 Mpx del Xiaomi 12T Pro

Por supuesto, el máximo detalle que permite obtener el sensor se conseguirá al utilizar el modo Ultra HD de 200 megapíxeles que se incluye dentro del menú de "Modos" de la app de cámara. A costa de un tiempo de captura ligeramente más elevado y de la ausencia del modo HDR, este modo prescinde de la técnica de agrupamiento de píxeles para dar rienda suelta a las capacidades del sensor. Finalmente, acabamos obteniendo unos archivos de hasta 70 MB de peso.

¿Merece la pena? En la mayoría de casos, no. Salvo que tengas previsto visualizar las imágenes en un formato de gran tamaño (como un televisor) o que vayas a utilizarlas para trabajos que requieran de impresión, es más recomendable limitarse a los 12 megapíxeles, o a los 50 megapíxeles si se desea recuperar algo más de información de la escena.

Eso, por otro lado, habla bien del procesado de la cámara del Xiaomi 12T Pro, pues utilizando la técnica de pixel binning para agrupar 16 megapíxeles a 1 y generar archivos de 12 megapíxeles, los resultados son lo suficientemente bueno como para olvidarse de este modo salvo en situaciones muy concretas.

Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente
Xiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potenteXiaomi 12T Pro, análisis: el gama alta más económico de Xiaomi es también el más potente

Por su parte, la cámara secundaria con lente ultra gran angular se encuentra claramente varios peldaños por detrás de la principal, y la calidad de las imágenes no alcanza el nivel del sensor de 200 megapíxeles. La cantidad de detalle que se recupera de la escena es inferior, y de noche sufre a la hora de mantener el buen perfil de color que tanto destacaba de la cámara principal.

Teniendo en cuenta que se trata del modelo más puntero de la serie 12T, no hubiera estado de más añadir un teleobjetivo con zoom óptico para completar el sistema fotográfico. En su lugar, debemos conformarnos con un macro de 2 megapíxeles que, sinceramente, resulta totalmente prescindible.

Pese a la ausencia de teleobjetivo, es posible aprovechar la elevada resolución del sensor principal para capturar imágenes con zoom de cierta calidad. No llega a alcanzar la definición de un zoom óptico, pero el recorte hasta dos aumentos utiliza una técnica de "zoom en el sensor" que cumple su función y se acerca a los resultados que podríamos obtener con un 2X real.

De noche, la cámara principal es nuestra mejor aliada, pues es la que captura las imágenes más nítidas y con colores más precisos de las dos. Normalmente, tiende a sobreexponer las escenas, resultando esto en representaciones no tan cercanas a la realidad como nos gustaría. Por esa razón, en muchas ocasiones el modo noche resulta casi innecesario, ya que tan solo nos proporcionará un poco más de nitidez artificial.

Primer plano 200 MP Xiaomi 12T Pro

Los 200 Mpx permiten capturar una mayor cantidad de detalle y ampliar más sobre las imágenes.

La cámara para selfis, como de costumbre en Xiaomi, hace un gran trabajo en cualquier situación. El tono de piel es preciso, mantiene un buen nivel de detalle y no sufre en exceso con las altas luces de fondo. Incluso el moo retrato nos ha gustado, con una naturalidad de desenfoqe por encima de la media, y un recorte preciso del sujeto en primer plano.

En ese sentido, el modo retrato del Xiaomi 12T Pro funciona excepcionalmente bien. Por defecto, los retratos se realizan con zoom digital 2X usando la técnica de zoom en el sensor antes mencionada, dejándonos una distancia focal más adecuada para este tipo de fotografía. Además, el recrte de Xiaomi resulta preciso, y parece haberse mejorado el desenfoque, de modo que ahora es más progresivo que en entregas anteriores.

Quizá el apartado con más margen de mejora sea el del vídeo. Es posible capturar buenos clips con el Xiaomi 12T Pro, pero en algunas situaciones veremos colores algo planos. Vale la pena mencionar que, en este caso, contamos con la opción de grabar vídeo a resolución 8K y 4K a 60 FPS usando el sensor principal, y que el modo de "vídeo estable" queda limitado únicamente a la resolución 1080p y 30 FPS.

En nuestras pruebas, hemos obtenido los mejores resultados grabndo a resolución 4K a 30 FPS, con la función HDR activada.

Galería de fotos con Xiaomi 12T Pro

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti