Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Probamos el gama media más equilibrado de Samsung: este es nuestro análisis del Samsung Galaxy A53.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Por mucho que nos gusten los teléfonos caros del segmento premium, no hay que olvidar el hecho de que la gama media domina el mercado. En concreto, la serie Galaxy A de Samsung es una de las más populares del planeta, contando en sus filas con algunos de los móviles más vendidos del mundo año tras año.

En 2021, la marca logró sacarse de la manga uno de los smartphones más equilibrados del segmento intermedio, el Samsung Galaxy A52. Un teléfono que, sin ser especialmente rompedor, fue capaz de convencer a la crítica y al público al ofrecer una experiencia cercana a la de los móviles de gama alta de la compañía.

Con el nuevo Galaxy A53, la marca opta por no introducir cambios revolucionarios. Una batería más grande, un nuevo procesador o una mejor pantalla son algunas de las novedades que trae consigo este modelo, a la vez que conserva diversos rasgos de la generación pasada.

Así, el Samsung Galaxy A53 quiere convertirse en el nuevo smartphone de gama media de referencia. Y, aunque no lo va a tener fácil, la buena base desde la que partía, y las mejoras llevadas a cabo por Samsung hacen que se perfile como uno de los mejores móviles de su categoría para esta generación.

Samsung Galaxy A53, opinión y puntuación

Samsung Galaxy A53, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Samsung Galaxy A53?
A favor
  • Pantalla de excelente calidad
  • Gran autonomía
  • Buen sistema de cámaras
En contra
  • Software poco optimizado
  • Sin cargador en la caja
ConclusionesEl Galaxy A53 usa la fórmula del Galaxy A52 para intentar convencer al público. Y lo consigue, a pesar de algunos defectos, gracias a una batería más grande y una mejor experiencia fotográfica.
Puntuación
85Sobre 100

Samsung Galaxy A53

A veces, el que no se arriesga sí gana

Precio del Samsung Galaxy A53 y dónde comprar

El Samsung Galaxy A53 está disponible en España desde el día 31 de marzo, en dos configuraciones de almacenamiento diferentes.

Es posible comprar el Galaxy A53 5G con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento a un precio de 449 euros, y el modelo de 8 GB de RAM con 256 GB de almacenamiento por 509 euros.

Samsung Galaxy A53 5G

Para comprar el Galaxy A53 5G, es posible recurrir a la mayoría de canales de venta habituales, incluyendo Amazon o El Corte Inglés. También se puede adquirir a través de la tienda online oficial de Samsung.

¿Dónde se sitúa el Samsung Galaxy A53?

El Samsung Galaxy A53 llega como sucesor de los Galaxy A52 y Galaxy A52 5G. Este año, desaparece la versión "solo 4G" para dar paso a una única variante dotada con conectividad 5G.

Por sus especificaciones y precio, el Galaxy A53 se posiciona en el mismo hueco del mercado donde luchan modelos como los Redmi Note 11 Pro+ de Xiaomi o realme 9 Pro+.

Lateral del Samsung Galaxy A53 5G

Los Galaxy A33 y Galaxy A53 comparten el mismo procesador, pero el Galaxy A33 es un modelo más barato / Imagen: Christian Collado

Ficha técnica de características

Samsung Galaxy A53 5G, ficha técnica
Características
Dimensiones74,8 x 159,6 x 8,1 mm, 189g
Pantalla6,4 pulgadas FullHD+ Super AMOLED Pantalla Infinity-U 120Hz
ProcesadorSamsung Exynos 1280 Octa-core (2x Cortex A78 @ 2.4GHz, 6x Cortex A55 @ 2.0GHz)
RAM6/8 GB
Sistema operativoOne UI 4.1 basado en Android 12
4 años de actualizaciones de Android
5 años de actualizaciones de seguridad
Almacenamiento128/256 GB
Soporte para microSD de hasta 1 TB
CámarasTrasera:
- Ultra gran angular 12 MP f/2.2
- 64 MP principal f/1.8 con OIS
- 5 MP depth sensor
- 5 MP macro
Frontal:
- 32 MP f/2.2
Batería5000 mAh
Carga rápida de 25W (cargador no incluido)
OtrosProtección IP67
USB Tipo C
Lector de huellas óptico en pantalla
NFC
5G
Bluetooth 5.1
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4G+5GHz)

Diseño

A nivel estético, resulta difícil distinguir el Galaxy A52 del anteiror Galaxy A52. El nuevo modelo conserva la misma parte trasera de plástico con acabado mate completamente plana, y el borde que rodea todo su chasis, también de plástico, ligeramente curvo y con acabado brillante.

Tiene unas dimensiones dentro de lo común en su rango de precio, con casi 16 centímetros de altura y 7,5 milímetros de anchura, con un grosor de 8,1 milímetros. Su peso es de 189 gramos, exactamente igual que el modelo del año pasado, lo cual sorprende dado que la batería ha crecido en cuento a capacidad en esta nueva generación.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Es posible comprar el Samsung Galaxy A53 wn varios colores, entre ellos azul y naranja / Imagen: Christian Collado

Los botones físicos del teléfono están situados en el lateral derecho, en una posición cómoda y accesible. Tienen un tacto firme y no muestran holgura, lo cual hace que sea sencillo utilizarlos incluso cuando se coloca una funda protectora.

Una de las diferencias con respecto al Galaxy A52 en este sentido está en la desaparición del puerto para auriculares de 3,5 milímetros, que Samsung ha decidido eliminar de su nuevo modelo por alguna razón. Por lo demás, se conservan otros detalles como la certificación IP67 que avala su resistencia al agua y al polvo, el lector de huellas óptico integrado en la pantalla, el soporte para microSD o el vidrio Gorilla Glass 5 que protege su pantalla.

En cuanto a colores, el Galaxy A53 se puede adquirir en cuatro acabados diferentes: negro, blanco, azul y naranja.

Pantalla

La parte frontal del Galaxy A53 está ocupada por una pantalla de 6,4 pulgadas de diagonal. Es un panel SuperAMOLED muy parecido al que ya estaba presente en el Galaxy A52 5G el año pasado, con resolución Full HD+, tasa de refresco de 120 hercios y un orificio en la parte superior central. que alberga la cámara para selfis.

Como decía, se trata de un panel muy similar al del modelo anterior. En todos los sentidos: la reproducción de colores es idéntica, el brillo máximo --de 800 nits- no ha variado, y la nitidez o los ángulos de visión siguen siendo excelentes para una pantalla de esta categoría.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

La pantalla del Samsung Galaxy A53 5G tiene una diagonal de 6,4 pulgadas / Imagen: Christian Collado

La pantalla es, por tanto, uno de los puntos fuertes del dispositivo. Como puntos a mejorar, se pueden mencionar el aprovechamiento del frontal debido a unos márgenes demasiado anchos alrededor de la pantalla, o la velocidad de respuesta del lector de huellas integrado. Comparado con otros sensores vistos en modelos de la competencia, el modelo de Samsung deja que desear en cuanto al tiempo necesario desde que se posa el dedo sobre la pantalla hasta que el dispositivo está completamente desbloqueado.

Hardware y rendimiento

Samsung tuvo que lanzar el Galaxy A52s el año pasado, entre otras cosas, para ofrecer un dispositivo con una potencia que sí estuviera a la altura de sus rivales, un aspecto en el que tanto el Galaxy A52 como el Galaxy A52 5G habían demostrado quedar por detrás.

Algo que tenían en común todos los modelos de la serie A52, es que estaban basados en un procesador Qualcomm Snapdragon. Este año, en cambio, Samsung ha decidido apostar por su propia marca, Exynos, dotando al A53 de un chip Exynos 1280.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

La parte inferior del Galaxy A53 alberga el slot para tarjetas, el USB-C y el altavoz / Imagen: Christian Collado

Es una nueva plataforma fabricada en un formato de 5 nanómetros, y formada por ocho núcleos,, dos de ellos Cortex A78 de alto rendimiento capaces de correr a un máximo de 2,4 GHz, y seis Cortex A55 que pueden correr a 2 GHz.

Como viene siendo habitual con los chips de Exynos, independientemente de la gama, los resultados convencen... casi siempre. A la hora de llevar a cabo tareas cotidianas, el teléfono se desenvuelve bien, y salvo algunos "tirones" más o menos frecuentes en la interfaz, no encontramos demasiados problemas.

Pero la cosa cambia a la hora de jugar, o de someter al Exynos 1280 a tareas que requieren de una mayor carga sobre la GPU. La experiencia se resiente en cierto modo, y las sesiones de gaming no resultan tan satisfactorias como podrían serlo en aquellos modelos basados en plataformas de Qualcomm.

Software

Puede que el software sea el aspecto que puede llegar a elevar al Galaxy A53 por encima de sus rivales dentro del segmento de la gama media. Y es que, a día de hoy, muy pocos dispositivos son capaces de ofrecer lo que brinda el nuevo modelo de Samsung en este sentido.

Cuenta con One UI 4.1 basado en Android 12, y por tanto, con muchas de las novedades que debutaron junto con los Galaxy S22 a principios de año. Entre ellas, la posibilidad de generar paletas de color personalizables y aplicarlas al tema del sistema, o las nuevas funciones de fotografía presentes en la app de cámara.

Pantalla del Samsung Galaxy A53 5G

One UI 4.1 es la última versión del software de la compañía / Imagen: Christian Collado

One UI 4.1 funciona bien en el Galaxy A53, aunque sigue siendo una capa pesada para un móvil de esta categoría. A diferencia de lo que sucede en modelos más potentes, no se aprecia tanta soltura en la interfaz a la hora de moverse entre los diferentes menús, probablemente debido a la enorme cantidad de funciones, aplicaciones preinstaladas y añadidos que Samsung introduce en su software.

Donde el Galaxy A53 no tiene rival a día de hoy es en el apartado del soporte. Con cuatro actualizaciones del sistema operativo aseguradas, y un mínimo de cinco años de actualizaciones de seguridad, es el smartphone de gama media con el soporte más amplio que se puede encontrar a día de hoy en el mercado.

Batería y carga

La batería de 4500 mAh del Galaxy A52 5G ya ofrecía un buen resultado el año pasado. Por tanto, no es de extrañar que los 500 mAh que introduce el Galaxy A53 ayuden a mejorar estas cifras.

Con el Galaxy A53 es fácil alcanzar la jornada y media de uso, o incluso extender la autonomía hasta los dos días sin demasiado esfuerzo, llegando a superar las seis horas y media de pantalla encendida.

Pero --siempre hay un pero-- este aumento en la capacidad de la batería viene asociado a una importante carencia: como en los modelos más caros de la marca, Samsung ha tomado la decisión de eliminar el cargador de la caja del teléfono, de modo que para poder disfrutar de la carga rápida de 25 W, es necesario comprar un cargador por separado.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

La batería del Samsung Galaxy A53 tiene 5000 mAh de capacidad / Imagen: Christian Collado

Cámaras

Viendo el sistema de cámnaras del Galaxy A53 y teniendo en cuenta su gran parecido con el del Galaxy A52 5G, lo lógico sería pensar que el nuevo modelo ofrecerá unos resultados idénticos. Sin embargo, ya sea por el nuevo procesador o por una optimización del software por parte de Samsung, lo cierto es que encontramos mejoras apreciables en lo relativo a la experiencia con las cámaras del A53.

Pero comencemos por el principio. Sobre el papel, esto es lo que ofrecen las cámaras del Galaxy A53:

  • Cámara principal: 64 megapíxeles, f/1.8, OIS
  • Cámara ultra gran angular: 12 MP f/2.2
  • Cámara macro: 5 MP f/2.4
  • Cámara de profundidad: 5 MP f/2.4
  • Cámara delantera: 32 MP f/2.2

Como novedades, se han incluido añadidos como un modo de zoom asistido por inteligencia artificial que debería paliar en cierto modo la carencia de un sensor telefoto dedicado, o la posibilidad de modificar el efecto del modo retrato en tiempo real. Asimismo, el nuevo "modo diversión" recurre a las Lentes de Snapchat para añadir distintos efectos que, en esta ocasión, se pueden usar con las tres cámaras principales del dispositivo: principal, ultra gran angular y selfi.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Hay cuatro cámaras a la espalda de un Galaxy A53, lideradas por un sensor de 64 megapíxeles / Imagen: Christian Collado

Los resultados son, a grandes rasgos, de muy buena calidad en la mayoría de situaciones, incluso por la noche o en entornos oscuros. El rango dinámico se ha visto notablemente mejorado con respecto a la pasada entrega, y el modo retrato ahora ofrece un efecto de desenfoque más natural sumado a un recorte del sujeto en primer plano más preciso.

La cámara ultra gran angular, sin ser de las mejores de este tipo, es capaz de capturar imágenes de buena calidad en la mayorías de escenas, y las fotografías nocturnas pueden llegar a suponer problemas en cuanto a nitidez.

Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?
Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?Samsung Galaxy A53, análisis: si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Como en todo Samsung que se precie, los colores vivos son un rasgo propio del sistema de cámaras, y es probable que aquellas personas que prefieran un perfil de color más "natural" no queden del todo convencidas por las decisiones de Samsung en cuanto a procesado. Este "problema" se puede subsanar fácilmente utilizando el modo "Pro" integrado en la app de cámara, que deja al usuario con el control de los diferentes parámetros de la cámara.

En cuanto a vídeo, el Galaxy A53 5G es capaz de capturar clips de muy buena calidad a resolución 4K y 30 FPS, o a resolución 1080P a 30 o 60 FPS. La estabilización hace bien su trabajo en la mayoría de situaciones, y la captura de audio es nítida y clara.

Galería de fotos y vídeos con Samsung Galaxy A53

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti